Exclamar  al aura,
invocar señales

Cruzar los signos aburmados,
extraviados


Agrietar las entradas,
retornar a lo eterno
estremecer


Fragmentar  los cuerpos,
no erradicar la piel 


Alucinar con lo inexistente


Expulsar lo no vivido,
indagar en los no-lugares,


Separar los ojos en la oscuridad del letargo,
circular en ranuras imparciales al precipicio


Restistir todas la hiedras del revés,
encender interiormente...


Anidar en la fragmentación
de los cuerpos ignorados

No hay comentarios:

Publicar un comentario